miércoles, 17 de febrero de 2010

Tu creyendo que me quieres, yo queriéndote creer
supo la verdad lo que sentimos, aunque en el corazón
no lo quisimos, que bien nos mentimos
y del amor nadie se salva, por que engañarnos así
como obligarte a que me quieras.

2 comentarios:

F dijo...

Saludos :)

Ilógica dijo...

Graciaaaaaaaaaaaaaaaaaas :D